El origen celta de la noche de Halloween

El origen celta de la noche de Halloween

Si eres de los que aún no tiene su disfraz para la noche de Halloween preparado ¡no sé a qué esperas! ¡Corre a tu tienda de disfraces en Guadalajara y escoge tu atuendo para disfrutar de la noche más terrorífica del año!

Y es que esta tradicional fiesta de origen celta cada vez cuenta con más adeptos en nuestro país. Niños y no tan niños se disfrazan para salir a disfrutar de la víspera de Todos los Santos al igual que desde hace años llevan haciéndolo en Estados Unidos, Canadá, Irlanda o el Reino Unido.

Para disfrutar de esta fiesta basta con que vayas a una tienda de disfraces en Guadalajara y te hagas con todo lo necesario para conseguir el disfraz más aterrador. Todo está permitido: guadañas asesinas, calabazas iluminadas, escobas de bruja, arañas peludas, esqueletos aterradores, muertos vivientes… ¡todo para pasarlo de miedo!

El origen de esta tradición lo encontramos en la celebración céltica del Samhain, una festividad pagana que tenía lugar en los países del norte de Europa hasta que se produjo la conversión al cristianismo. En el Samhain se celebraba el final de la temporada de cosechas y era considerada como el paso la “estación oscura” ya que coincidía con la llegada del frío y los días más cortos. La llegada de colonos europeos a Estados Unidos exportó la tradición a ese país que la hizo suya con una simbología propia más parecida a la que tenemos asociada hoy en día con la fiesta de Halloween. Actualmente en España es habitual la celebración de fiestas y reuniones que giran en torno a la temática de esta fiesta.

Si vas a salir a vivir una noche terrorífica el próximo 31 de octubre ven a visitarnos. En Quimera tenemos los disfraces más originales con todo tipo de complementos como máscaras, maquillaje, pelucas... para celebrar un Halloween mortal.

haz clic para copiar mailmail copiado